¡SOMOS MIMOS!

 

 

La mamá de Carlota ha observado desde la ventana que a su hija le preocupa algo y sale a hablar con ella. Se sienta a su lado y le pregunta.

-Carlota, cariño, ¿estás bien?

 

 

 

OBJETIVOS
• Enseñar a los niños y niñas la importancia de los elementos no verbales en la comunicación.
• Desarrollar habilidades de comunicación.
• Enseñar a los pequeños a entender las diferentes formas de comunicarnos.

 

Manos a la obra…

Esta actividad pretende poner en práctica diferentes habilidades de comunicación. A través de la mímica tenemos que expresar mensajes a los demás. Comprenderán la importancia de los elementos no verbales de la comunicación y podrán poner en práctica sus habilidades no verbales. Conocer la importancia de estas habilidades no verbales que entran en el proceso de comunicación, les hará darse cuenta de las mismas y poder prestar atención, mejorando así sus habilidades sociales y sus capacidades comunicativas.

Preparamos las tarjetas con diferentes hechos, situaciones, acciones que los participantes deberán escenificar con mímica, sin hablar. El contenido de las tarjetas dependerá de la edad de los niños y niñas. Con niños y niñas pequeños podemos poner dibujos de deportes que tengan que escenificar o caras de emociones. Con los mayores podemos poner frases y situaciones algo más complejas, como “estas enfadado porque no te han invitado a una fiesta”

 

La comunicación no verbal es una parte muy importante de la comunicación. Los elementos no verbales acompañan al mensaje hablado y le dan un sentido concreto.

 

Vamos a jugar a un juego que nos ayude a comprender mensajes no verbales. Para ello vamos a imaginarnos que no podemos hablar, tenemos que hacer de mimos, los mimos se expresan sin hablar, nosotros vamos a hacer lo mismo.

Agrupamos a los alumnos en grupos de 2 a 4 personas, depende del número de alumnos y de la edad de los mismos. Cada grupo tendrá su turno de hacer de mimo. Para ello cogerán una tarjeta con la situación correspondiente y tendrán que escenificar la situación. Los demás trataremos de comprender el mensaje que nos están transmitiendo.

“Los mimos no podéis hablar, no podéis emitir ninguna palabra, podéis usar todo vuestro cuerpo, moveros, poner caras, etc…todo lo que se os ocurra menos hablar”.

Al finalizar el juego, haremos un debate con los alumnos , donde comentaremos las dificultades que hemos encontrado para expresarnos cuando nos ha tocado hacer de mimos y las que hemos tenido para entender el mensaje cuando nos ha tocado intentar averiguar lo que nos querían decir. Es importante analizar las dificultades desde las dos posiciones, para expresarnos y para entender a los demás. También comentaremos que es lo que nos ha resultado fácil expresar y comprender y porque creemos que ha ocurrido así.

 

¿Jugamos?